Tablas de Crecimiento Infantil

La mejor forma de establecer el correcto desarrollo en la niñez,es a través de la tabla de peso y talla para niños.Estas tablas de crecimiento infantil son un instrumento de mucha utilidad a la hora de determinar si existe o  no un problema en el crecimiento, el cual puede estar íntimamente ligado a un problema nutricional.

tablas de crecimiento infantil

Las tablas de crecimiento infantil son una herramienta muy importante a la hora de evaluar el estado nutricional de un niño.Si bien existen muchas tablas que pueden utilizarse durante la niñez, la tabla de peso y talla para niños es una de las mas importantes. Para establecer estas tablas de crecimiento infantil se toman las mediciones de peso y talla de la población de niños de una determinada edad y se establecen pesos promedios, que se grafican en percentillos.Si bien cada país realiza sus propios estudios estadísticos que permiten desarrollar sus propios gráficos, existen tablas de peso y talla para niños que se utilizan a nivel internacional, tal como las tablas del Centro Nacional de Estadísticas del Salud, mejor conocidos como las tablas “NCHS”. Estas tablas NCHS se encuentran divididas por edades y por sexo para su mejor estudio y utilización, estas poseen un rango de normalidad que van de percentil 5 al 95, entendiéndose por el percentil 5 el promedio de peso mas bajo, por debajo de el se puede considerar un estado de desnutrición; y el percentil 95 que indica el porcentaje de peso mas alto de normalidad, por encima de el se establece un estado de sobrepeso.

En atención primaria de salud , a través de estos gráficos, se puede realizar una evaluación nutricional en los niños teniendo en cuenta determinados criterios:

a) Desde el nacimiento hasta lo 6 años: Se evalúa el P/E ( peso para la edad).

b) Desde los 6 años en adelante: Se evalúa el P/E ( peso para la edad) y el P/T ( peso para la talla)

Estos parámetros son muy simples y sumamente útiles a la hora de establecer el estado nutricional de un niño. De acuerdo a los resultados que surjan de estas relaciones, se pueden detectar tempranamente si existe algún tipo de malnutrición.Por ello es muy importante que:

a) Si tu hijo es menor a 1 año, debes recurrir al pediatra una vez al mes.

b) Si tu hijo tiene entre 12 y 24 meses debes recurrir dos veces al año.

c) Si tu hijo es mayor de 2 años, debes visitarlo 1 vez al año.

Estos controles rutinarios son muy importantes para establecer el crecimiento físico y el desarrollo intelectual de tu niño.

Deja tu comentario!